Soy Bella: capítulo 2, parte 7

Jueves, 4 Febrero 2016, 18:00 | Categoría : Belleza, El Libro 40YMAS
Etiquetas : , ,

Bella 7

¿Y qué hay del aspecto físico?

Tu cuerpo es el vehículo que te permite SER parte de este mundo físico.

Es el instrumento a través del cual transmites tus pensamientos y tus emociones al entorno.

Como bien dicen: el cuerpo es el templo del alma y, como tal, merece absoluto respeto y cuidado.

Tú decides qué introduces en tu cuerpo en forma de alimento, medicina o droga; decides si lo ejercitas o no, y si deseas hacer cambios que te harán sentir mejor. A fin de cuentas: tú conoces tu cuerpo mejor que nadie, ¡has vivido con él más de 40 años!

De la misma manera en que eres creadora de tu vida al decidir cómo lidiar con los cambios que en ella se presentan, también creas tu cuerpo al elegir lo que haces o no haces con él.

Como todo en la vida: si algo no te hace feliz, ¡cámbialo!

Cambia tu dieta si sabes que tu cuerpo estará más sano y te sentirás más atractiva con menos kilos.

Recuerda que las mujeres de 40 años y más que estamos entrando, o a punto de entrar en la menopausia, sufrimos una disminución en el nivel de estrógenos, lo que disminuye el ritmo del metabolismo, y aumenta el apetito. Lo que puede resultar en un incontrolable aumento de peso, aun en mujeres que siempre han sido delgadas. Para evitarlo, es necesario mantener una dieta sana.

La base de tu dieta deben ser verduras, frutas, productos de grano integral, pollo, pescado y productos lácteos bajos en grasa. Evita ingerir azúcar, sal, bebidas alcohólicas, comida enlatada; y toma de a 6 a 8 vasos de agua diarios.

Si necesitas bajar de peso, elimina la comida frita y opta por alimentos horneados, hervidos, a la parrilla o rostizados.

Usa condimentos libres de grasa y olvídate de la comida rápida. Si llevas a tus hijos o nietos a un restaurante de comida rápida, ¡pide una ensalada!

Cambia tus hábitos si deseas introducir una rutina de ejercicio a tu día.

No olvides que a nuestra edad el ejercicio es indispensable: la masa muscular disminuye y los huesos se debilitan; así que si antes hacías ejercicio para verte bien, ahora lo necesitas para mantenerte sana.

No hace falta que te pongas a levantar pesas, ni que corras una maratón –a menos que así lo desees. Basta con que dediques 45 minutos, de 3 a 4 veces por semana, al ejercicio. Si no te gusta ir al gimnasio, por lo menos trata de correr o caminar rápido en tu vecindario. El yoga y los Pilates son buenas alternativas, ya que no cansan, no toman mucho tiempo y dan excelentes resultados.

 

DEL LIBRO 40YMÁS: 20 CUALIDADES QUE DEFINEN TU VIDA DESPUÉS DE LOS 40.

 

Soy Bella: capítulo 2, parte 6

Lunes, 1 Febrero 2016, 18:03 | Categoría : Belleza, El Libro 40YMAS
Etiquetas : , ,

Bella 6

Cuando dejamos que el rechazo nos afecte, le otorgamos demasiada importancia a la opinión de los demás sobre lo que SOMOS.

Lo que propongo no es que dejemos de escuchar la opinión de los demás sobre nosotras. Sino que no permitamos que esa opinión externa sea lo que nos dicte cómo vivir.

Todas tenemos rasgos en nuestro carácter que pueden molestar a otras personas; pero una persona que en realidad te quiere te lo hará notar con amor. Te lo dirá con el fin de ayudarte y porque realmente piensa que es lo mejor para ti.

Porque todo lo que sale del corazón, tiene como destino otro corazón.

Y cuando esto sucede, alégrate, ya que estás recibiendo un grandioso regalo: ¡la oportunidad de crecer y evolucionar como persona!

Parte del proceso de definir tu belleza interior y crecer, es aceptar que existen rasgos de nuestro carácter que no necesitamos más, y deshacernos de ellos.

Reinventarnos como mujeres es fantástico, siempre y cuando lo hagamos por nosotras mismas y no por alguien más, completamente convencidas de que eso es lo que realmente deseamos.

 

DEL LIBRO 40YMÁS: 20 CUALIDADES QUE DEFINEN TU VIDA DESPUÉS DE LOS 40.

Soy Bella: capítulo 2, parte 5

Viernes, 29 Enero 2016, 18:00 | Categoría : Belleza, El Libro 40YMAS
Etiquetas : , ,

Bella 5

¿Te has puesto a pensar cómo la mayoría de las mujeres medimos nuestra imagen personal?

Desafortunadamente muchas de nosotras, aun después de haber cumplido los 40 y de considerarnos maduras e independientes, insistimos en miramos a través de los ojos de los demás y permitimos que sean otros los que nos definan. ¿No crees que hay algo ilógico en esto?

Vamos a analizarlo juntas: todo lo que somos, nuestra esencia, se origina dentro de nosotras mismas. Nuestra mente almacena los recuerdos del pasado. También guarda todo el conocimiento adquirido como andar en bicicleta o caminar.

Nuestro corazón resguarda nuestros sentimientos y emociones, que son ligados a los recuerdos a través de “etiquetas emocionales” que han sido atribuidas a cada evento vivido; y no hay manera posible de que otro ser humano tenga acceso a las impresiones grabadas en nuestro cerebro y a los sentimientos del corazón.

Si estamos de acuerdo que así es, entonces, ¿cómo podemos permitir que alguien que nos mira desde el exterior nos diga no sólo cómo somos, sino cómo “debemos” ser?

A través de nuestros pensamientos, palabras y acciones proyectamos nuestra belleza interior. Si a alguien no le gusta lo que proyectamos, entonces nos está rechazando.

Sí, estoy de acuerdo con que el rechazo puede ser algo muy doloroso, pero no es nuestro dolor. El dolor pertenece a la otra persona. Si él o ella tienen un problema con lo que ven en nosotros y nos lo comunican de una manera agresiva o mediante un ataque, entonces el problema está en su forma de vernos y no en nosotras mismas.

 

DEL LIBRO 40YMÁS: 20 CUALIDADES QUE DEFINEN TU VIDA DESPUÉS DE LOS 40.

Soy Bella: capítulo 2, parte 4

Miercoles, 27 Enero 2016, 18:15 | Categoría : Belleza, El Libro 40YMAS
Etiquetas : , ,

Bella 4

Así como el día se convierte en noche y el verano se convierte en otoño, así la belleza exterior no desaparece, se convierte en otro tipo de belleza: la belleza de la mujer madura.

Ser bella a esta edad es aceptar que mi cuerpo ya no es el de antes y que no por eso ha dejado de ser un instrumento hermoso y receptivo a través del cual canalizo mis emociones.

Ser bella es conocer mi cuerpo, saber perfectamente bien qué me causa placer físico, qué es lo que no me gusta sexualmente, y no temer decirlo a mi pareja.

Ser bella es saber que esas arrugas alrededor de los ojos son el resultado de las muchas veces que he visto el sol directamente durante un bello atardecer, y que las arrugas en mi frente están ahí gracias a las miles de sorpresas que la vida me ha regalado.

Ser bella es reconocer que esas mismas líneas de expresión son testimonios de la intensidad de cada experiencia vivida, de la alegría de cada sonrisa compartida y de la seguridad de que mi verdadera belleza se encuentra en mi interior.

YO decido qué tan bella soy.

 

DEL LIBRO 40YMÁS: 20 CUALIDADES QUE DEFINEN TU VIDA DESPUÉS DE LOS 40.

Soy Bella: capítulo 2, parte 3

Lunes, 25 Enero 2016, 18:10 | Categoría : Belleza, El Libro 40YMAS
Etiquetas : , ,

Bella 3

Cuando nos concentramos en lo que NO somos, en lo que NO tenemos, en lo que “nos hace falta”, lo que hacemos es olvidarnos de lo que SÍ somos, de lo que SÍ tenemos, y de lo que hasta “nos sobra.”

Al enfocar nuestra energía en las carencias, sólo logramos enaltecerlas, porque la energía acumulada se expande.

Imagina que estás prendiendo una fogata y necesitas que la llama crezca. ¿Qué utilizas para lograrlo? Probablemente algún tipo de combustible como gasolina, la cual hará que esa llama sea mayor. ¿No es así?

Pues bien, si te enfocas en odiar a alguna parte de tu cuerpo que consideras con fallas, ese odio funcionará como la gasolina de la fogata y lo único que lograrás es engrandecer tu percepción y la de los demás sobre esa parte.

Yo odiaba las arrugas de mi frente. Sentía que parecían vías del tren. Que un carrito de juguete las podía usar como pista de carreras. En fin, no había día en que no rezongara, ni persona con quien no me quejara de ellas.

Lo interesante es que nadie parecía haberlas notado hasta que yo comencé a darles importancia.

¡Hasta que un buen día, el dueño del salón de belleza al que iba, harto de mi cantaleta sobre las arrugas de la frente, me convenció de que debía arreglarme el fleco para cubrirlas y verme más joven!: “Blanca, acabas de perder 10 años en un minuto….”

Lo que había sucedido es que me olvidé por completo de que mi belleza exterior no desaparece con la edad, sino que simplemente cambia, como cambia todo, absolutamente todo en este mundo, minuto a minuto.