Todo pasa por algo

Viernes, 2 Marzo 2012, 10:36 | Categoría : Relaciones, Superación Personal
Etiquetas : , ,

¿Cuántas de nosotras crecimos viviendo sorprendidas de las muchas casualidades que se cruzaban en nuestro camino?  Estábamos seguras de que todo lo que nos sucedía o dejaba de suceder era obra del destino.

Si nos topábamos con el chico que nos gustaba en el cine jurábamos que era porque ese día nos habíamos puesto nuestro suéter de la buena suerte.  Si no nos invitaban a una fiesta seguramente era porque estábamos pasando una racha de mala suerte.

En lo personal, desde que soy una mujer de 40ymas, he aprendido que las casualidades no existen y la buena o mala suerte ¡menos!  Sé conscientemente que todo, absolutamente todo, tiene una razón de ser aunque la mayoría de las veces no sea evidente.

Cada evento, cada persona, y cada situación son las piezas que forman parte de un gran rompecabezas que se llama vida.  Algunos de estos eventos y personas nos llegan a afectar negativamente en su momento, pero hay una razón por la cual se están presentando en nuestro camino, y pueden pasar años antes de que sea obvio el porqué.

Otras personas pasan tan solo por un instante por nuestras vidas tocándonos el corazón.  Estos son los ángeles que nos ayudan a encontrar nuestra propia luz y que, como en la historia que comparto a continuación, es una verdadera bendición cuando la existencia nos da la oportunidad de regresarles un poco de lo mucho que de ellos recibimos.

El vaso de leche

Un joven que pagaba sus estudios trabajando como vendedor ambulante sentía hambre pero no tenía dinero para almorzar. Decidió vencer la vergüenza que le daba mendigar y se armó de valor para pedir algo de comer en la próxima puerta que tocase.  No obstante, se sintió muy nervioso cuando una hermosa joven le abrió la puerta.  En lugar de pedir comida pidió solo un vaso de agua.

Ella, sin embargo, se apiadó de él y le trajo un vaso de leche.  El se lo tomó tímidamente y preguntó, “¿Cuánto le debo?”. – “No me debe nada,” respondió ella. “Mi madre nos enseñó a nunca aceptar pago por hacer un favor.” “Entonces le agradezco de corazón.”, respondió el joven.

El joven, de nombre Howard  Kelly, se fue de aquella casa no solo sintiéndose fortalecido en su cuerpo sino también en su fe en Dios y en la humanidad.  Antes del incidente estaba pensando en darse por vencido y renunciar.

Muchos años más tarde aquella joven, ya mayor, se enfermó gravemente.  Los doctores locales estaban muy preocupados.  Finalmente la enviaron al hospital de una gran ciudad donde practicaba un famoso especialista en aquella enfermedad.

Cuando el médico se dio cuenta del nombre de su nueva paciente y del pueblo de procedencia, inmediatamente se levantó y fue a verla.  La reconoció inmediatamente. Volvió a su oficina resuelto a hacer todo lo posible para salvar su vida. La lucha fue larga pero la señora se salvó.

Por su parte la señora se sentía muy preocupada sabiendo que el precio de su estancia en el hospital sería astronómico. Sin que ella supiese, el doctor dio órdenes para que le pasaran a él la cuenta del hospital.  Después de examinarla escribió un mensaje al pie del documento antes de que fuese enviado a la señora.

Ella abrió aquella cuenta con gran temor, pensando que pasaría el resto de sus días pagándola.  Finalmente se atrevió a mirar y cuál fue su asombro cuando leyó al pie de la lista de enormes cifras:

Pagado por completo hace muchos años con un vaso de leche

Firmado: Dr. Howard A. Kelly.

Esta es una historia de la vida real.  El Dr. Howard A. Kelly fue un cirujano de ascendencia irlandesa que nació en EEUU en 1858 y murió en 1943.  Es un reconocido pionero de la medicina moderna y el fundador de la especialidad de ginecología y obstetricia.

Si el Dr. Kelly no hubiera disfrutado de la generosidad de esa bella mujer, probablemente se habría dado por vencido, renunciando a su sueño de ser médico.

Hoy te invito a que, como el Dr. Kelly, intentes identificar a esas personas que han tocado tu vida de una manera significativa en algún momento y te des la oportunidad de agradecerles de corazón el que lo hayan hecho.

¡Demos gracias hoy y ahora por esos “vasos de leche” que ayudan a transformarnos de lo que somos en lo que deseamos SER!

30 comentarios en “Todo pasa por algo”

  1. 1Roxana Rivas via Facebook

    esto es sorprendente, por eso hay un dicho, que dice; has bien y no mires a quien, Dios si te dara tu premio, tu corana, de regalos, por tus buenas acciones. bendiciones…

  2. 2Amal Argentina via Facebook

    Cuanta verdad,ya lo había leído y me encantó, “da y recibirás”,saluditos.

  3. 3¡40ymas.com! via Facebook

    Asi es! Como bien decia San Francisco de Asis: en el DAR esta el RECIBIR.

  4. 4Mar Navarrete via Facebook

    Yo tambien eh recibido muchos vasos de leche…Gracias Dios..

  5. 5Ester Jara via Facebook

    Hermoso,pero cuantos realmente pueden agradecer ese vaso d leche?

  6. 6Sandra Lozada via Facebook

    LEERLO ME HA EMOCIONADO TANTO………..HACER FAVORES ES ALGO BELLÍSIMO Y TAN GRATIFICANTE QUE A MI ME LLENA MUCHÍSIMO

  7. 7Antonia Soriano Rodriguez via Facebook

    Que bonito me a puesto los pelos de punta, pero creo que si que hay Ángeles y algunos pasan por nuestras vidas para enseñarnos el valor de las cosas que realmente importan.

  8. 8Stella Maris Casas via Facebook

    NO TENGO PALABRAS ES HERMOSO LO QUE DICE…OJALA TODOS PODAMOS DAR UN VASO O VASITO DE LECHE

  9. 9Juanis Pulido via Facebook

    Estas historias no ayudan a fortelecer el alma gracias por compartir tan valiosa enseñanza mil gracias

  10. 10Carmen Caceres Poletti via Facebook

    maravilloso.

  11. 11Graciela Margarita Rondan via Facebook

    Me extremeció!, Es lo que esperaba leer!, Gracias por postear esta página!, un abrazo!

  12. 12Maria Fatima Illescas Zeballos via Facebook

    Y todo gracias a la generocidad…….. cuantas veces en la vida henmos negado un vaso de leche?… son estas historias que nos hacen recordar que no hay que perder las esperanzas y que la vida da muchas vueltas que nos permiten agredecer la generocidad del ser humano.

  13. 13Zoraya Villalobos via Facebook

    Bella y nutritiva historia.

  14. 14Míriam Fúnez via Facebook

    Muy lindo!! 😉

  15. 15Mary Valtierra via Facebook

    que barbaro, muy bonito y conmovedor

  16. 16martha eugenia

    que mensaje,que historia tan cierta, en la vida hay que sembrar para recoger,uno no sabe cuando nesecita un vaso de leche.gracias

  17. 17Juanis Espinosa via Facebook

    muy conmovedor, ojala y verdaderamente aprendieramos algo de todoas esas reflexiones..

  18. 18Antonia Espinola via Facebook

    muchas veces no somos capaces de compartir nuestras abundancias con las personas que sabemos que tiene menos que nosotros, sin embargo es tan grandiosa la sensacion que experimentamos luego de haber ayudado a alguien! LO QUE TU HACES POR LOS DEMAS SE TE DEVUELVE EN FORMA MULTIPLICADA, TANTO EL BIEN COMO EL MAL!!!

  19. 19Janeth Morales via Facebook

    preciosa historia para valorar esas manos generosas que encontramos cuando mas las necesitamos

  20. 20marina

    EN REALIDAD EN LA VIDA AY MUCHAS RECOMPENSAS POR LAS BUENAS ACCIONES Q HACEMOS YO SOY UNA DE ESAS PERSONAS A QUIEN PUEDO AYUDO Y MEA DADO MUCHAS RECOMPENSAS POR Q
    SOY FELIZ CON MIGO

  21. 21lorenia

    son mas los vazos de leche que resivimos.. que los que damos….

  22. 22Neffertty Delgado via Facebook

    es bello saber que he encontrado muchas personas que me han dado un vaso de leche…los amo a todos

  23. 23rosmari cabrera

    este año 2012 recibi varios vasos de leche, epecialmente uno que me dejo anonadad, una persona no de mi familia le agradezco a dios que en el momento mas afligido me tendio una mano gracias dr. lopez y gracias dios mio

  24. 24María Rosa Lorenzo

    Estoy totalmente de acuerdo con estas afirmaciones que acabo de leer, por experiencia propia lo digo. En mi vida he tenido muchísimas causalidades, que en el momento, tal vez,
    no me he podido dar cuenta, pero después han resultado grandes bendiciones, la vida es maravillosa amigaaaaaaaasssssss.

  25. 25MARISA LEGARRETA

    SOY UN POCO ESCEPTICA AL RESPETO, Y DURANTE MUCHO TIEMPO HE ESCUCHADO ESA FRASE “TODO PASA POR ALGO” O ” LAS COINCIDENCIAS NO EXISTEN” HACE POCO ESTABA HOSPITALIZADA Y A PUNTO DE SER OPERADA Y ME ENFERME, TREMENDA FIEBRE Y UN SIN NUMERO DE SINTOMAS, POR LO QUE LA OPERACION SE SUSPENDIO, COMO MIS AMIGOS YA SABIAN QUE ME IBAN A OPERAR Y ME VIERON DESPUES DE UNOS DIAS CAMINANDO ME PREGUNTABAN POR MI OPERACION Y AL CONTARLES LO QUE PASÓ, TODOS ME DIJERON TODO PASA POR ALGO Y ESO ME PUSO A PENSAR ¿PORQUE PASARIA? ME OPERO O NO ME OPERO? POR LO PRONTO POSPUSE LA OPERACION PARA DENTRO DE 3 MESES, A VER QUE PASA.

  26. 26niorkis

    Aprovechar las oportunidades de hacer el bien por los demás y por uno mismo.Hermosa y conmovedora historia que me encargaré que mis hijos conozcan para ayudarles a creer como personas.Me gustó.

  27. 27marpil

    una historia real y linda… comparto que a mi me era muy fàcil dar y servir a los demàs en lo que yo podìa, pero cuando alguien me regalaba algo, me daba mucha pena me sentìa mal (y no era soberbia la que yo sentìa) simplemente me daba muchìsima pena (como vergûenza) que me regalaran algo… èsto lo tuve que trabajar hasta que entendì que es hermoso recibir tambièn… y sigo dando con mucho cariño sin pensar en recibir algo a cambio, sin embargo ahora cuando me regalan algo, me siento realmente feliz el recibir algo de los demàs…

  28. 28MARGGYE

    HOLA, AMIGAS ESTO NO ES UN COMENTARIO…..ES UNA FORMA DE DESAHOGO LO QUE ESCRIBIRE…………..MI ESPOSO NO QUIERE ACEPTAR QUE NO LO AMO, QUE NUESTRO MATRIMONI YA NO ES POSIBLE QUE TODO ESTA TERMINADO……….Y ESTO ME ESTA HACIENDO DAÑO, PORQUE PAREZCO QUE SOY UNA MALA MUJER…….GRACIAS AMIGAS ESTARE PENDIENTE DE SUS PALABRAS……..QUE HAGO? si NO lo amo

  29. 29Doris Romero

    en la vida uno nunca sabe de quien va a recibir un favor. ‘¡

  30. 30Rosita Franco Hrdz.

    Desde chicos mis papas nos dieron ejemplo de hacer el bien y no esperar nada a cambio , más que la satisfacción de haber servido. La vida nos dio un gran regalo a toda mi familia al recibir ayuda en un momento crítico en que lo necesitábamos. Mi hermana enfermo de cáncer, vivíamos en provincia y fue necesario amputarle su pierna en la cd. De México y por obvias razones tenía que quedarse un tiempo en observación para que se recuperara. Una familia, a la cual no conocíamos ni ella a nosotros, nos abrieron la puerta de su casa y nos dieron cobijo¡ durante 2 meses!. Fue tremendo ese tiempo, ya que fue doloroso por la situación en la que se encontraba y nunca recibmos una mala cara ni contestación que nos hiciera sentir incómodas. Mi hermana falleció a los 3 meses de su operación y aunque fue algo que simbro a todos , este dolor dio frutos manteniendo unida a las dos familias después de 30 años de su muerte. ¡Las cosas pasan por algo!

Este espacio es para tus comentarios. ¡Participa!