Soy Bella: capítulo 2, parte 7

Jueves, 4 Febrero 2016, 18:00 | Categoría : Belleza, El Libro 40YMAS
Etiquetas : , ,

Bella 7

¿Y qué hay del aspecto físico?

Tu cuerpo es el vehículo que te permite SER parte de este mundo físico.

Es el instrumento a través del cual transmites tus pensamientos y tus emociones al entorno.

Como bien dicen: el cuerpo es el templo del alma y, como tal, merece absoluto respeto y cuidado.

Tú decides qué introduces en tu cuerpo en forma de alimento, medicina o droga; decides si lo ejercitas o no, y si deseas hacer cambios que te harán sentir mejor. A fin de cuentas: tú conoces tu cuerpo mejor que nadie, ¡has vivido con él más de 40 años!

De la misma manera en que eres creadora de tu vida al decidir cómo lidiar con los cambios que en ella se presentan, también creas tu cuerpo al elegir lo que haces o no haces con él.

Como todo en la vida: si algo no te hace feliz, ¡cámbialo!

Cambia tu dieta si sabes que tu cuerpo estará más sano y te sentirás más atractiva con menos kilos.

Recuerda que las mujeres de 40 años y más que estamos entrando, o a punto de entrar en la menopausia, sufrimos una disminución en el nivel de estrógenos, lo que disminuye el ritmo del metabolismo, y aumenta el apetito. Lo que puede resultar en un incontrolable aumento de peso, aun en mujeres que siempre han sido delgadas. Para evitarlo, es necesario mantener una dieta sana.

La base de tu dieta deben ser verduras, frutas, productos de grano integral, pollo, pescado y productos lácteos bajos en grasa. Evita ingerir azúcar, sal, bebidas alcohólicas, comida enlatada; y toma de a 6 a 8 vasos de agua diarios.

Si necesitas bajar de peso, elimina la comida frita y opta por alimentos horneados, hervidos, a la parrilla o rostizados.

Usa condimentos libres de grasa y olvídate de la comida rápida. Si llevas a tus hijos o nietos a un restaurante de comida rápida, ¡pide una ensalada!

Cambia tus hábitos si deseas introducir una rutina de ejercicio a tu día.

No olvides que a nuestra edad el ejercicio es indispensable: la masa muscular disminuye y los huesos se debilitan; así que si antes hacías ejercicio para verte bien, ahora lo necesitas para mantenerte sana.

No hace falta que te pongas a levantar pesas, ni que corras una maratón –a menos que así lo desees. Basta con que dediques 45 minutos, de 3 a 4 veces por semana, al ejercicio. Si no te gusta ir al gimnasio, por lo menos trata de correr o caminar rápido en tu vecindario. El yoga y los Pilates son buenas alternativas, ya que no cansan, no toman mucho tiempo y dan excelentes resultados.

 

DEL LIBRO 40YMÁS: 20 CUALIDADES QUE DEFINEN TU VIDA DESPUÉS DE LOS 40.

 

Este espacio es para tus comentarios. ¡Participa!