Soy Bella: capítulo 2, parte 4

Miercoles, 27 Enero 2016, 18:15 | Categoría : Belleza, El Libro 40YMAS
Etiquetas : , ,

Bella 4

Así como el día se convierte en noche y el verano se convierte en otoño, así la belleza exterior no desaparece, se convierte en otro tipo de belleza: la belleza de la mujer madura.

Ser bella a esta edad es aceptar que mi cuerpo ya no es el de antes y que no por eso ha dejado de ser un instrumento hermoso y receptivo a través del cual canalizo mis emociones.

Ser bella es conocer mi cuerpo, saber perfectamente bien qué me causa placer físico, qué es lo que no me gusta sexualmente, y no temer decirlo a mi pareja.

Ser bella es saber que esas arrugas alrededor de los ojos son el resultado de las muchas veces que he visto el sol directamente durante un bello atardecer, y que las arrugas en mi frente están ahí gracias a las miles de sorpresas que la vida me ha regalado.

Ser bella es reconocer que esas mismas líneas de expresión son testimonios de la intensidad de cada experiencia vivida, de la alegría de cada sonrisa compartida y de la seguridad de que mi verdadera belleza se encuentra en mi interior.

YO decido qué tan bella soy.

 

DEL LIBRO 40YMÁS: 20 CUALIDADES QUE DEFINEN TU VIDA DESPUÉS DE LOS 40.

Soy Bella: capítulo 2, parte 3

Lunes, 25 Enero 2016, 18:10 | Categoría : Belleza, El Libro 40YMAS
Etiquetas : , ,

Bella 3

Cuando nos concentramos en lo que NO somos, en lo que NO tenemos, en lo que “nos hace falta”, lo que hacemos es olvidarnos de lo que SÍ somos, de lo que SÍ tenemos, y de lo que hasta “nos sobra.”

Al enfocar nuestra energía en las carencias, sólo logramos enaltecerlas, porque la energía acumulada se expande.

Imagina que estás prendiendo una fogata y necesitas que la llama crezca. ¿Qué utilizas para lograrlo? Probablemente algún tipo de combustible como gasolina, la cual hará que esa llama sea mayor. ¿No es así?

Pues bien, si te enfocas en odiar a alguna parte de tu cuerpo que consideras con fallas, ese odio funcionará como la gasolina de la fogata y lo único que lograrás es engrandecer tu percepción y la de los demás sobre esa parte.

Yo odiaba las arrugas de mi frente. Sentía que parecían vías del tren. Que un carrito de juguete las podía usar como pista de carreras. En fin, no había día en que no rezongara, ni persona con quien no me quejara de ellas.

Lo interesante es que nadie parecía haberlas notado hasta que yo comencé a darles importancia.

¡Hasta que un buen día, el dueño del salón de belleza al que iba, harto de mi cantaleta sobre las arrugas de la frente, me convenció de que debía arreglarme el fleco para cubrirlas y verme más joven!: “Blanca, acabas de perder 10 años en un minuto….”

Lo que había sucedido es que me olvidé por completo de que mi belleza exterior no desaparece con la edad, sino que simplemente cambia, como cambia todo, absolutamente todo en este mundo, minuto a minuto.

Soy Bella: capítulo 2, parte 2

Martes, 19 Enero 2016, 18:00 | Categoría : Belleza, El Libro 40YMAS
Etiquetas : , ,

Bella 2

Odié esas primeras canas que, de repente y sin ser invitadas, se asomaron un día que me hacía falta ir al salón de belleza a hacerme luces. No me importó si Hellen Miller se veía maravillosamente sensual con su cabello totalmente blanco.

¡A mí las tres canas que me salieron me parecían horribles!

Estaba traumada debido a las venas que se comenzaron a notar como protuberancias azules y enormes en mis manos. ¡Me recordaban a las manos de mi abuelita cuando ella tenía 93 años!

¡Y no soportaba ver arrugas en mi cara… sobre todo en la frente!

Dejé de gustarme debido a mi falta de juventud, a que ya no tengo esa piel lisa y tersa como la de una veinteañera, y por no tener todas las partes de mi cuerpo en su lugar original.

Ese lugar que orgullosamente ocupaban antes de que la gravedad causara su efecto.

Aunque jamás en mi vida me habían importado, de repente me di cuenta de los cambios y me entró la preocupación porque no sólo ya no me parecería a las modelos que salen en las portadas de las revistas de moda y en los anuncios de la televisión, sino porque YO bien podría ser la mamá de cualquiera de ellas.

Los estándares de belleza impuestos por los medios de comunicación y la sociedad pudieron más que mi frágil amor por mí misma.

Comencé a odiarme por lo que carezco, en lugar de amarme por lo que SOY.

No te odies por lo que careces. Ámate por lo que ERES.

 

DEL LIBRO 40YMÁS: 20 CUALIDADES QUE DEFINEN TU VIDA DESPUÉS DE LOS 40.

Soy Bella: capítulo 2, parte 1

Lunes, 18 Enero 2016, 18:00 | Categoría : Belleza, El Libro 40YMAS
Etiquetas : , ,

Bella 1

La belleza esta dentro de ti y no en el espejo

“Soy bella” es quizá una de las confirmaciones que más trabajo nos cuesta decir a la mayoría de las mujeres de 40 y más, porque en algún momento de nuestra vida, sin darnos cuenta, simplemente dejamos de creer que lo somos.

En lo personal me afectó muchísimo lo que veía en el espejo desde unos meses antes de mi cumpleaños número 40.

Cuando tenía 39 años, comencé a notar cambios en mi cuerpo. Es obvio que SIEMPRE hubo y siempre habrá cambios en mi cuerpo, pero yo estaba verdaderamente angustiada por el hecho de que muy pronto me empezaría a ver como una “cuarentona.”

En mi mente, no quise hacer caso de que hoy en día muchas de las mujeres más sexys del mundo son mujeres de más de 40 años, como Demi Moore o Jennifer Aniston. Para mí, en mi mente, llegar a esta edad significaba que me estaba convirtiendo en vieja, y punto.

 

DEL LIBRO 40YMÁS: 20 CUALIDADES QUE DEFINEN TU VIDA DESPUÉS DE LOS 40.

Soy Madura: capítulo 1, parte 10

Viernes, 15 Enero 2016, 18:00 | Categoría : El Libro 40YMAS
Etiquetas : , ,

Madura 10

Recuerda que ser feliz es una decisión personal que no puede ser impuesta.

La felicidad se encuentra DENTRO y no fuera.
El amor se encuentra DENTRO y no fuera.
La paz se encuentra DENTRO y no fuera.

Una vez que reconoces que esto es así, puedes comenzar a trabajar conscientemente en tu felicidad, en tu amor, tu paz y en todo lo que deseas para ti misma.

Cuando te sabes feliz, te sabes amorosa y te sabes en paz, todo esto se proyecta hacia el exterior sin necesidad de hacer nada. Simplemente siendo tu misma.

Tus hijos se contagian de esa felicidad, tu pareja de ese amor, tus compañeros de trabajo de esa paz, porque nuestra experiencia exterior no es más que un reflejo de nuestra experiencia interior.

¿Te das cuenta? No necesitas regalarle tu tiempo, tu espacio, tus emociones y tu todo a los que amas para demostrarles tu amor. Todo lo que necesitas es darte permiso de amarte mucho, de encontrarte a ti misma, y de disfrutar de quien eres.

Todo esto ya lo sabes. Ahora es tu decisión cómo usarlo.

Porque eres una mujer madura, no cuando sabes mucho, sino cuando usas lo que sabes para vivir feliz y en plenitud.

 

DEL LIBRO 40YMÁS: 20 CUALIDADES QUE DEFINEN TU VIDA DESPUÉS DE LOS 40.