Tu voz: “El síndrome de Simba”

Miercoles, 4 Agosto 2010, 12:53 | Categoría : Otros, Superación Personal
Etiquetas : , ,

Si bien es cierto que cada una de nosotras tenemos nuestra muy particular forma de vivir los cambios y enfrentar las verdades con las que nos topamos en la vida, son pocas las mujeres que tienen el don maravilloso de usar elocuentemente la palabra escrita para expresar sus sentimientos sobre un tema tan profundo.

Hoy comparto con ustedes una hermosa reflexión de una mujer de 40ymás que lo hace fabulosamente bien: Yolanda Arellano Brun.

Yolanda es comunicóloga de profesión, pero también es muchas cosas más.  Dejo que esta mujeraza sensible y alegre se presente con sus propias palabras: “Me  llamo Yolanda Arellano Brun, nací hace 44 años en la Ciudad de México, lo cual sin duda alguna, me hace poseedora de un cierto grado de locura…

Estudié toda  la vida en colegio de monjas y sistema tradicional de educación.  Al terminar el bachillerato quise ser arquitecta y estudié dos semestres de la carrera hasta que decidí que quería dormir.  Finalmente me titulé como licenciada en Comunicación y trabajé en el área de publicidad, medios y mercadotecnia durante varios años. Actualmente estudio traducción e interpretación y el resto del tiempo lo dedico a mis dos hijos, a mi marido y a hacer lo que me gusta. He vivido algunos años en el Caribe siguiendo a mi esposo en sus proyectos de hotelería. Amo leer, escribir, viajar y conocer diferentes culturas;  el arte, conversar, oir música, el cine, cocinar, y juego tenis aunque bastante mal.”

Las frases favoritas de Yolanda son: “Escucha tus voces interiores antes de que llegues a ser un Don Nadie con éxito” y “A las personas hay que quererlas, no entenderlas”.

El síndrome de Simba

Por: Yolanda Arellano Brun

El Rey León es para mí una de esas películas que encierra una sabiduría sobre circunstancias que todos vivimos en algún momento de nuestras vidas: la desobediencia, la traición, la vergüenza, la culpa, el auto-conocimiento, la evasión, la amistad, los reencuentros, el perdón y por supuesto el amor que al final del día es el centro de todo, el sentimiento maestro.

Ahora bien, quizá ustedes se pregunten ¿Qué es el síndrome de Simba?

Pues bien, para mí este síndrome se da cuando sufrimos el encuentro con una verdad que de frente se nos lanza a la cara y el shock es tal que tenemos que huir para poder digerirla – tal como Simba lo hace tras la muerte de su padre, lleno de culpa, remordimiento y sobre todo de una infinita tristeza.

Es que a veces nos pasan cosas que nos sacuden desde el fondo, y no crean que estoy hablando forzosamente de acontecimientos demasiado traumáticos, no, pueden ser las palabras que alguien nos dice, un programa de televisión, la música, o el voltear a examinar nuestra vida y ver que realmente, y para decirlo en el más entendible de los lenguajes: “La hemos regado gacho” (nos hemos equivocado gravemente).

Es entonces cuando muchos de nosotros salimos disparados buscando alejarnos, con nuestro enojo y vergüenza, porque no queremos ni que nos dé el sol.

Reconozco que para mí el hecho de hacer esto es realmente terapéutico, e invariablemente suceden dos cosas. La primera es que de tanto pensar y pensar puedo lograr un pasito más en el auto-conocimiento y me entiendo un poco más a mí misma, y la segunda es que al igual que Simba encuentro mi versión personal de Rafiki que me recuerda quien soy, las cosas que quiero, las cosas que me importan y las cosas que he determinado que guíen mi vida, que en un mundo tan acelerado y loco y por tantas circunstancias ajenas a mí suelo perder de vista más veces de las que quisiera. Y así finalmente logro darme cuenta de hasta dónde he metido la pata.

Durante todo este proceso paso de sentimiento en sentimiento y una parte de mí me alucina, “me cae gorda”, se enoja conmigo, me regaña, etc., etc., mientras la otra analiza las razones y me da consejos, me entiende, me apapacha y me dice que al final del día yo soy lo mejor que tengo y sólo yo puedo tener la fuerza de enderezar las cosas que no están bien, de regresar y ocupar el lugar que me corresponde en el “Círculo de la vida”; que las cosas buenas y malas que hago son experiencias que me hacen mejor persona, más humana, más comprensiva, más tolerante y que la primera persona a la que debo amar, respetar y perdonar es a mí.

Todo este show es lo que yo llamo “El Síndrome de Simba” y ¿saben qué?… he aprendido que siempre, siempre, vale la pena.

19 comentarios en “Tu voz: “El síndrome de Simba””

  1. 1alexandra sosa

    Fabuloso Yolanda la verdad nunca imagine poder ver de una manera tan simple la verdad de mi vida, gracias porque siempre senti culpa por alejarme en algunos momentos de mi vida y si sufro y he sufrido el sindrome de simba, pero viendolo desde el punto de vista que lo reflejas es maravilloso porque no soy la unica y no es tan malo….Gracias infinitas por tan gran mensaje………..saludos y exito para ti………

  2. 2belky cadenas

    gracias por esta pagina. gracias a los maltratos verbales de mi pareja he aprendido a defenderme sola. lo que me ha costado es subir mi autoestima. y veo a todas esas mujeres tan bella q quisiera verme como ellas.

  3. 3Jenny Kattán

    Pero por supuesto Yolanda que vale la pena, enfrentándonos y mirándonos tal cual sin maquillaje de prejuicios es como comprendemos la manera de seguir adelante. Nuhnca debemos temer hacerlo, acción es la actitud para la comprensión y aceptación de un cambio en la vida. Un abrazo Yolanda y gracias por compartirte de esta manera.

  4. 4BEATRIZ CELIS

    TOTALMENTE CIERTO TODO LO QUE ACABO DE LEER Y NOTO EN SUS LINEAS COSAS MUY SEMEJANTES EN MI VIDA; PASO DEL ENOJO A LA CONCORDIA, DE LA RISA AL LLANTO Y DE LA TORMENTA A LA CALMA CON MÁS FACILIDAD Y FRECUENCIA DE LA QUE QUICIERA, PERO AL FINAL COMPRUEBO DE QUE MI PERSONALIDAD TAN VARIADA ES LA QUE ME HACE DIFERENTE ANTE LOS DEMÁS Y ÚNICA ANTE MI; QUE LO PRIMERO QUE DEBO ACEPTAR O CORREGIR ESTÁ EN MI Y LUEGO PODRÉ CUESTIONAR LAS ACTITUDES AJENAS. DEFINITIVAMENTE HAY BATALLAS QUE SE DEBEN LIBRAR CON UNO MISMO PARA PODER AFRONTAR UNA GUERRA Y SALIR AIROSO Y TRIUNFANTE.

  5. 5laura

    gracias por Yolanda por compartirlo….gran verdad!!!!es bueno tener otras opiniones, al no sentirnos únicas tomamos más coraje para seguir adelante.

  6. 6Mayela

    Muy ilustrativo, yo creí que sólo a mi me pasaba eso, y ahora veo con claridad que es parte de ser uno mismo para seguir creciendo…..

  7. 7Ana Mmaria cerda

    HOLA sii esverdad , muchas veces e tenido esas luchas al final me encuentro sin saber que haser, y como estamos tan atormentadas no nos damos cuenta que es parte de nuestro diario vivir ,que a todas nos pasa en algun minuto, el sentimiento de culpa es horrible….. y es tan facil cambiar este estado solo asumiendo que soy un ser humano que tengo derecho a la equivocacion creo que es el primer paso , para amarme , perdonarme ,respetarme , y estos elementos tan simples ,,, nos quitan cargas pesadas que llevamos y que no queremos soltar. te mando cariños y la verdad gracias por este apoyo .

  8. 8araceli

    Gracias realmente es un mensaje muy bello que nos permite voltear a vernos ya que nos enseñan a ver siempre a los demas antes que a nosotras mismas

  9. 9Alejandra

    Hola Yolanda muy bueno lo q has escrito,yo he pasado en la vida momentos muy dificiles traumaticos x alguna manera decirlo,y al leer esto ,me hiso sentir indetificada,gracias xq estas cosa te dan fuerza para seguir luchando,creciendo, y aprendiendo,a quererce a uno misma y valorarse asi mismo,y aprender a caminar bajo la tormenta y no esperar a que pare SALUDOS…

  10. 10KATTERINA TRADE

    YOLANDA, COLEGA, TAMBIEN SOY COMUNICADORA SOCIAL, HE LEIDO TU ESCRITO, ME PARECIÓ EXCELENTE TU ENFOQUE, DE VERDAD QUE EL SER HUMANO, NO ES PERFECTO, SOLO QUE TANTO LAS BUENAS COMO LAS MALAS EXPERIENCIAS NOS AYUDAN EN EL CRECIMIENTO ESPIRITUAL. SABES, CUANDO LLEGAMOS AL FINAL , NOS DAMOS CUENTA QUE TAMBIEN LOS ERRORES COMETIDOS, NOS NUTREN, FELICITACIONES, DESDE VENEZUELA. KATTERINA TRADE.

  11. 11milagros duran

    si es gruel pero verdadero yo venia arrastrando ese sindrome de simba hasta que vi este comentario y les digo de mas de casi treinta años donde por x situacion me creiala mas responsable y despues de tanto entendi que no es verdad cada quien nace con un camino un destino y hasta una condicion depende de nosotros como lo enfrentemos y analicemos hasta donde tenemos cuotas de responsabilidad me aferre a ser cruel conmigo misma y hoy por hoy soy una persona tan pero tan enferma que mas de cuerpo soy de alma pero bueno desde hoy vivire con mi conciencia limpia tranquila y tratare de sanar lo mas que pueda total se dice que nunca es tarde cuando la dicha es buena gracias a quien no se pero de verdad tienen que leer las mil y una mujer que habitan en este planeta para que empecemos a vivirrrrrrrrrr darnos cuenta que no somos quienes para cambiar nada simplemente aceptar y seguir adelante muak

  12. 12Evelin

    Excelente descripcion de ese conjunto de sentimientos por los que estoy atravesando y que yo no puedo poner en un papel de la manera que Ud. lo ha hecho! Yo soy una mujer con una fuerte fé en Dios y sé que nuestros errores al final nos hacen mas fuertes, pero agradezco que existan personas como usted que explican las cosas de una manera tan práctica! Gracias !

  13. 13Paola Toledo Martínez

    El artículo me parece genial y concuerdo contigo en todas tus reflexiones, te felicito,sigue escribiendo,creo que tienes un gran don y debes aprovecharlo, no sólo por tí, sino también por Dios, que fue quien te lo entregó

  14. 14MIRTHA VIERA

    GRACIAS YOLANDA…SOY UNA MAS QUE ME SIENTO IDENTIFICADA CON TU HISTORIA. SOLO QUE NO ME HE ANIMADO SALIR DE ELLA. TODAVIA NO ME EXPLICO XQ..ESPERO CON ESTOS EJEMPLOS QUE HAN PUESTO TODAS NOS AYUDEN A QUE PUEDAMOS VERNOS DE OTRA FORMA… GRACIAS SALUDOS…

  15. 15Alejandra filippini

    En realidad Yolanda tenès mucha razòn parece que al cumplir los cuarenta alguien me tirò un balde de agua fria en el rostro y me despertè del sueño jaja ahora hay dias en realidad que me dan ganas de volverme una forrest gump famenina jaja y correr y correr jaja pero bueno solo nosotras mismas podemos cambiar nuestra vida !! muchas gracias por el articulo està muy bueno !!!

  16. 16María Elena

    Buen día, la verdad que hasta hace poco es que me vine a dar cuenta que todos estos cambios se debían a la entrada de los 40, pensaba que simplemente se me había caído la venda de los ojos y comenzaba a ver la vida tal cual es y el tiempo que había perdido, creo -no estoy aún muy segura- que he asimilado que está intespestiva visión nítida de la vida es culpa de las hormonas ….jejejeje. Muy bueno tu blog, te dejé mi voto en la blogoteca.

  17. 17Blanca

    Hola Maria Elena!
    Como bien dices, cuando las mujeres pasamos de los 40 comenzamos a ver la vida tal como es y los cambios hormonales son simplemente una señal de que nuestro cuerpo esta entrando a una etapa de verdadera madurez que ¡simplemente hay que disfrutar!
    Muchisimas gracias por tu voto y recibe un saludo con cariño,
    Blanca

  18. 18yolanda brun

    que sorpresa tan grande leer tu articulo el sindrome dee simba siempre supe que tienes gran capacidad para escribir,que satisfaccion tan grande que tantas mujeres se identifiquen con tumanera deser my de pensar sigue por este camino ayudando a tus semejantes a entendertse y aceptarse

  19. 19Jose hernandez

    Wow! Parece que fue ayer y hoy escribiste. Mil felicidades, alguien comento tu articulo y le hice google. Que gusto y que manera de ver las cosas. Aun consevo unas letras tuyas de hace mas de 20 anos ,pero las de este articulo son mucho mejores.

Este espacio es para tus comentarios. ¡Participa!